Ejecutoria num. VII.2o.P. J/5, Tribunales Colegiados de Circuito - Jurisprudencia - VLEX 26826380

Ejecutoria num. VII.2o.P. J/5, Tribunales Colegiados de Circuito

Emisor:Tribunales Colegiados de Circuito
Número de Resolución:VII.2o.P. J/5
Fecha de Publicación: 1 de Mayo de 2002
RESUMEN

AMPARO DIRECTO 63/2002. DEFENSA, GARANTÍA DE. ES DE MAYOR RANGO AXIOLÓGICO QUE LA DE OBTENCIÓN DE UNA SENTENCIA EN BREVE LAPSO.

 
EXTRACTO GRATUITO

AMPARO DIRECTO 63/2002.

CONSIDERANDO:

V. Este tribunal estima que se está en el caso de suplir la deficiencia de los conceptos de violación hechos valer, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 76 bis, fracción II, de la Ley de Amparo, por las razones que se exponen a continuación.

En efecto, de la causa antecedente de este juicio se desprenden las circunstancias, de gran relevancia, siguientes:

Que la sentencia reclamada se apoya toralmente en la declaración del único testigo de cargo L.V.S., de seis de septiembre de dos mil, quien externó: "Que en este acto me asisto del C.L.A.R., quien se encuentra presente. Enterado del motivo por el cual me presenta la Policía Municipal a declarar ante esta autoridad, quiero manifestar, primeramente quiero aclarar de que ... sin yernos (sic) del señor J.C.E., dueño de la camioneta Chevrolet color blanco, misma que se encuentra frente a estas oficinas; eran como las siete y media de la mañana de cuando (sic) yo me dirigía a ver a mi suegro, me habló S.J.M. invitándome a venir a Á. en la camioneta mencionada, ya que vendría a traer a su concuño ... quien se había venido en un tractor a quien le había pagado el viaje porque traía naranja de él y, como el tractor no iba a regresar, contrató a S.J. para que lo viniera a traer; salimos a las ocho de la mañana Santos y yo en la camioneta blanca, y alcanzamos el tractor como a las nueve y media de la mañana, lo alcanzamos en ?La Camelia?, nosotros nos pasamos de corte (sic), yo al llegar aquí a Á. me bajé en la gasolinera y S. se fue a la báscula a esperar a ... su concuño; como a las dos y media o tres de la tarde que yo llegué a las oficinas de la vieja guardia agrarista, aquí en Álamo, pero vi que no estaba la camioneta, regresé al centro de la ciudad y al poco rato regresé y ya estaban ahí, con ... nos fuimos, pero antes de llegar al Puente de Agua Nacida dijo ... que nos iba a invitar una caguama, bajamos y nos tomamos tres cervezas caguamas y nos fuimos, yo los dos concuños (sic) íbamos en la cabina, y durante el camino no hubo discusión; al llegar a Ú.G.S. que es donde vive ... ahí ... pidió tres caguamas, pero nosotros ya no tomamos, sino que lo estuvimos esperando porque traía mercancía que había comprado; ya como a las siete y media de la tarde nos fuimos a dejar a ... a su domicilio, y una vez que estuvo en su domicilio empezó a bajar la mercancía que llevaba, entonces S. se bajó a cobrarle lo del flete, y le dijo que le pagara porque de ahí le iba a dar algo a su suegro J., ya que la camioneta no es de él, entonces empezaron a discutir ya enojados, ya cuando escuché la discusión muy acalorada, le dije a S. que lo dejara, que mañana, o sea hoy, le cobrara, pero él dijo que no, que cómo iba a llegar a casa de su suegro y sin dinero, entonces el individuo ... le dijo a S. ?entonces espérate, ahorita te voy a pagar? y entró a su casa que estaba como a unos seis metros, pero jamás pensé que iba a traer el machete, sino que cuando me di cuenta era que ... le dijo ?aquí está tu paga, aquí te voy a pagar? y de inmediato le empezó a dar de tajos a S., quien todavía agarró su machete, mismo que se me pone a la vista y quiso defenderse, pero ya no pudo porque ... ya le había lesionado los brazos, la cabeza y el hombro; yo no podía hacer nada, y cuando ... vio que ya había lesionado en fea forma a S., se metió a su casa, y S. todavía subió a la camioneta y me dijo ?vámonos, éste ya me pegó en la madre?, subió a la camioneta y se dirigió a casa de R.H.L. y le dijo que lo ayudara a manejar porque sintió que ya no podía, y todavía manejó como unos seiscientos metros y ahí R. tomó el volante, S. se vino en medio y yo en la orilla y tomamos rumbo a esta ciudad y al pasar por ?La Camelia? que serían como a las siete y media de la noche, ahí pidió agua S.J. y pasamos a ver a un médico y nos dio un suero pero no se lo tomó, y seguimos el camino hasta llegar a esta ciudad, tomamos la calle Justo Sierra y pasar (sic) frente a la Escuela Secundaria ETI ahí se paró la camioneta, ya no quiso arrancar y estaba vivo, pero en eso pasó una patrulla y nos pidió que los acompañáramos (sic) porque traíamos un herido, y luego se comunicó con otras patrullas y llegaron a ese sitio y supimos que había muerto cuando estuvimos en la comandancia, y que falleció a consecuencia de las lesiones que le ocasionó ..." (fojas dieciocho vuelta y diecinueve frente).

A su vez, el aquí quejoso negó ser el autor del homicidio que se le imputa, por tal efecto aportó como pruebas las siguientes:

  1. Declaración de N.C.C., de doce de septiembre de dos mil, quien dijo: "El día martes cinco de septiembre del año en curso, mi esposo llevó naranja a la ciudad de Á. a vender, el señor que la llevó M. me dijo que iba a regresar ese día, mi esposo fue a ver a mi papá para que lo fueran a traer a Á., compró mercancía, la subieron y se fueron con destino a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA